Participación Público Privada (PPP)

Haga click aquí para descargar la versión en PDF


¿Qué es la Participación Público Privada (“PPP”)?

PPP es un sistema de contratación entre el sector público y privado diseñado específicamente para la implementación y desarrollo de proyectos de infraestructura pública.

La Ley de PPP regula el marco normativo aplicable a los Contratos PPP. Uno de los elementos fundamentales del sistema de PPP es la transferencia de riesgos que procura que cada parte asuma los que mejor pueda administrar y al menor costo posible (eficiencia).

Los Contratos PPP son aquellos donde participará la Administración Pública (como contratante) y el sector privado (como contratista) a quién se encarga, por un cierto plazo, el diseño, construcción y operación de ciertas infraestructuras, además de la financiación. Deben contener un desglose y detalle de la imputación de los riesgos derivados de la variación de costos, disponibilidad o demanda de las prestaciones, entre otros elementos de importancia.

El régimen de PPP no implica la derogación de los regímenes de contratación vigentes entre privados y la Administración Pública, los que se mantienen vigentes. Por el contrario, el régimen de PPP será de aplicación cuando la Administración Pública resuelva que otras modalidades de contratación no son las más eficientes para la finalidad pública perseguida.

¿En qué sectores se aplican los Contratos PPP?

Las obras de infraestructura objeto de los Contratos PPP podrán ser: (a) viales (incluida caminos rurales), ferroviarias, portuarias y aeroportuarias; (b) energéticas (sin perjuicio de lo previsto en favor de monopolios estatales – UTE y ANCAP); (c) de disposición y tratamiento de residuos; (d) obras de infraestructura social, incluyendo cárceles, centros de salud, centros de educación, viviendas de interés social, complejos deportivos y obras de mejoramiento, equipamiento y desarrollo urbano; y (e) la colonización de tierras que resulten económicamente apropiadas conforme al régimen jurídico vigente.

Con relación a la prestación de servicios, la Ley de PPP prohíbe expresamente la contratación de servicios educativos, sanitarios, de seguridad y reeducación de reclusos, cuando se trate de obras de infraestructura de centros educativos, de salud y cárceles, respectivamente. Se exceptúan también aquellos servicios cuya prestación se comete al Estado en forma exclusiva, así como la explotación de los monopolios.

¿En qué consiste el Diálogo Competitivo?

La Ley de PPP tiene la particularidad de crear un procedimiento denominado “Diálogo Competitivo” que consiste en una instancia de debate de todos los aspectos del Contrato PPP, entre la Administración y el o los postulantes que se hayan presentado al llamado público y cumplan con los requisitos de solvencia técnica y económica establecidos en el mismo, a efectos de contribuir a la definición del pliego de condiciones particulares.

Iniciativa Privada. Beneficios

La Iniciativa Privada está regulada en los Artículos 34 a 38 (Capítulo VII) y refiere a las iniciativas en el marco de los Contratos PPP. Se trata de un régimen que no modifica ni altera la regulación de la iniciativa privada para concesión de obra pública prevista en la ley 17.555, régimen que se mantiene vigente. Las principales características del presente régimen de iniciativa privada son: (i) el receptor de las iniciativas para los proyectos PPP es la Corporación Nacional para el Desarrollo, y (ii) el proponente podrá obtener ciertos beneficios, como ser , (a) el reembolso de los costos “aceptados” del estudio de factibilidad, en caso de que no resultare adjudicatario del proyecto, los cuales serán de cargo del adjudicatario, (b) ventaja del 10% en la valoración que se realice de su oferta respecto de la mejor oferta, y (c) no pago de los pliegos o documentos descriptivos correspondientes.

¿Qué garantías deben constituirse?

Las garantías que el contratista deberá afectar al cumplimiento de sus obligaciones bajo el Contrato PPP consisten, como es habitual, en una garantía de mantenimiento de ofertas y una garantía de cumplimiento de contrato.

¿Garantías en favor de Terceros?

Queda expresamente autorizado por la ley el contratista a constituir todo tipo de garantías sobre los bienes y derechos de un proyecto de PPP, en beneficio de terceros acreedores. Se incluye expresamente la prenda sobre los flujos de fondos futuros a generarse en el proyecto, así como los fideicomisos de garantía, y la “prenda de la concesión”.