MATRIMONIO IGUALITARIO

HAGA CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA VERSIÓN EN PDF

El pasado 3 de mayo el Poder Ejecutivo promulgó la Ley No. 19.075 conocida como Ley de Matrimonio Igualitario, la que entrará en vigencia en agosto del corriente año. Con independencia de la polémica o repercusión que ha tenido la Ley nadie puede dejar de reconocer que, en materia de familia, es una de las leyes que mayor impacto ha tenido y seguirá teniendo por muchas décadas.

¿Quiénes podrán contraer matrimonio?

El matrimonio podrá celebrarse entre personas de igual o distinto sexo. Se modifica así al instituto del matrimonio cambiando el elemento subjetivo,  el cual deja de constituirse exclusivamente como una unión monógama heterosexual, para convertirse en una unión monógama amplia que permita contraer nupcias a personas heterosexuales, homosexuales, lesbianas y transexuales.

¿A partir de qué edad las personas podrán contraer matrimonio civil?A partir de los 16 años. El artículo 91 de nuestro Código Civil reconoce como uno de los denominados impedimentos dirimentes para el matrimonio la falta de edad de los contrayentes, esto es, 14 años cumplidos en el varón y 12 años cumplidos en la mujer. La Ley, que próximamente entrará en vigencia, elimina este límite etario discriminatorio entre varón y mujer, estableciendo un límite de edad común de 16 años cumplidos.

¿Podrán los hombres divorciarse por su sola voluntad?

Sí. Hasta ahora el divorcio por sola voluntad era una vía procesal habilitada únicamente para las mujeres. La Ley contempla al divorcio por la sola voluntad como una vía a la que podrán acudir cualquiera de los cónyuges ya sea que se trate de un matrimonio heterosexual u homosexual.

¿Continúa vigente el divorcio por causal?

Sí, además del divorcio por la sola voluntad que acabamos de mencionar y el divorcio por el mutuo consentimiento de los cónyuges, se mantiene vigente el divorcio por causal. Como novedad, la Ley define expresamente al adulterio como la existencia de relaciones sexuales fuera del matrimonio con persona de igual o distinto sexo y además se introduce una nueva causal vinculada con el cambio de identidad de género producido con posterioridad a la celebración del matrimonio.

¿Qué significa “progenitor jurídico” de acuerdo a la Ley?

Cuando los cónyuges conviven la Ley considera al otro cónyuge, jurídicamente progenitor de la criatura concebida por su esposa durante el matrimonio. Esta presunción puede ser destruida siempre que se pruebe que el vínculo biológico no existe. No obstante, la Ley introduce un cambio importante al no permitir este desconocimiento a los cónyuges imposibilitados biológicamente entre sí para concebir siempre que, antes de la fecundación del óvulo, hubieren acordado en forma expresa y por escrito ser progenitores jurídicos del hijo matrimonial. Este acuerdo es nulo cuando la concepción es fruto de la unión carnal entre hombre y mujer por lo que la Ley está contemplando métodos de reproducción asistida.

¿La Ley introduce modificaciones en materia de pensión alimenticia entre los cónyuges?

Sí.  La Ley introduce modificaciones en la llamada pensión alimenticia congrua, esto es, aquella que permite al beneficiario conservar la posición que tenía durante el matrimonio.

La pensión alimenticia congrua deja de ser una prerrogativa a favor de la mujer pudiendo ser solicitada por cualquiera de los cónyuges o ex cónyuges siempre que cumplan con los requisitos que la propia Ley establece. Cuando el matrimonio hubiere durado más de un año, el cónyuge o ex cónyuge tendrá la obligación de servir la pensión a favor del cónyuge o ex cónyuge no culpable de la separación. También tendrá derecho a solicitar pensión el cónyuge o ex cónyuge que probare haber sido el encargado de las tareas dentro del hogar siempre que el matrimonio hubiere durado al menos un año. Sin perjuicio de que se prevén excepciones, en ambos casos la pensión deberá servirse por el tiempo que haya durado el matrimonio, teniéndose en cuentas la posibilidad del obligado y las necesidades del beneficiario.

¿Pueden las parejas elegir el apellido de sus hijos?

Sí. La Ley permite a las parejas heterosexuales y homosexuales acordar el orden de los apellidos que llevarán sus hijos. En caso de parejas heterosexuales, cuando no existiera acuerdo, el hijo llevará como primer apellido el de su padre y como segundo el de su madre, manteniéndose así la solución actual. En caso de parejas homosexuales, la falta de acuerdo se resolverá por sorteo al momento de la inscripción, realizado por el Oficial de Estado Civil.

Deberá tenerse presente que el orden de los apellidos establecido para el primer hijo regirá para los siguientes.