Ley 18.412: a tres años de la creación del Seguro Obligatorio de Automotores

Haga click aquí para descargar la versión en pdf

 

El 17 de noviembre de 2008 se aprobó la Ley 18.412 (la “Ley”), reglamentada por los Decretos 381/009 y 361/010, que creó el denominado Seguro Obligatorio de Automotores (SOA), regulando la responsabilidad civil por daños causados por vehículos  a terceros.

¿Cuál es el espíritu de la Ley?

La Ley, que es de orden público y  entró en vigencia el 19 de agosto de 2009 (prorrogada por Ley 18.491), surgió como respuesta a una problemática que constituye una de las principales causas de muerte y/o lesiones en Uruguay: los accidentes de tránsito. Se busca solucionar, al menos parcialmente, la situación de las víctimas cuyo ofensor sea insolvente o carezca de seguros.

¿Qué es el SOA?

El Art. 1° de la Ley creó un seguro obligatorio cuya finalidad es cubrir los daños que sufran terceras personas (lesión o muerte), determinados en forma cierta, como consecuencia de accidentes causados por vehículos automotores y acoplados remolcados, aún en los supuestos de caso fortuito o fuerza mayor.

¿Qué vehículos están comprendidos?

Todos con excepción de los que circulen sobre rieles, los utilizados en el interior de establecimientos comerciales e industriales o lugares al que no tenga acceso el público, los que se encuentren en depósito judicial y, en general, todo vehículo no utilizado para la circulación vial. Inclusive las motos de menos de 70cc empadronadas con anterioridad a la Ley, transitoriamente exceptuadas por el Decreto 381/009, a partir del tercer año de vigencia de la misma deberán tener contratado el seguro obligatorio.

¿Con qué aseguradoras puede contratarse?

El SOA puede contratarse con cualquiera de las aseguradoras autorizadas a operar en Uruguay en la rama de automóviles, las que deberán, al momento de emitir el certificado, entregar un distintivo visible para su colocación en el vehículo asegurado.

¿Cuáles son las consecuencias jurídicas y prácticas de no tener SOA?

En caso de que un vehículo carezca de SOA, la Ley establece la prohibición de circular. Constatada la circulación en infracción, el Ministerio del Interior (MI) procederá al secuestro y depósito del vehículo, aplicándosele además una multa equivalente al importe promedio del costo del seguro obligatorio.

Asimismo, los Registros Públicos (RP) no podrán inscribir títulos de propiedad, contratos de prendas u otros documentos que afecten la titularidad de vehículos sin controlar previamente la vigencia del seguro. Tampoco podrán los Municipios (MM), sin ejercer dicho contralor, hacer transferencias municipales, autorizar cesiones, empadronamientos, re-empadronamientos, cambios de motor o chasis u otorgar certificados de libre de deuda y antecedentes. En la práctica, además, Policía Caminera y Policía de Tránsito no brindan información sin la acreditación del SOA vigente.

¿Por qué es tan importante que se cumplan tres años de la vigencia de la Ley?Porque la Ley establece que transcurrido dicho plazo, el MI, los MM y los RP deberán intensificar su control, efectuando el contralor de la vigencia del SOA durante los tres años anteriores al trámite que se pretenda realizar ante dichos organismos o desde el empadronamiento original para el caso de vehículos de antigüedad menor a dicho lapso. De no poderse acreditar la existencia del SOA durante el plazo referido se podrá ver afectado el tráfico jurídico del bien, ya que sólo se procederá a la realización del trámite mediante el pago de una multa equivalente al importe promedio del costo del seguro obligatorio correspondiente a cada año en que se constate su carencia.