Beneficios comerciales para consumo de energía por parte de industrias nacionales

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA VERSIÓN EN PDF

 

El pasado 15 de mayo se publicó el Decreto 135/018, que exhorta a UTE a instrumentar un programa de beneficios comerciales para industrias nacionales que incrementen el volumen físico de mercaderías exportadas (en adelante, el “Decreto”). Adicionalmente, el 22 de mayo, se publicó en el Diario Oficial una resolución que el Ministerio de Industria, Energía y Minería dictó aprobando las condiciones del programa de beneficios y su mecanismo de implementación (la “Resolución MIEM”).

¿Cómo se justifica la medida?El Decreto se enmarca en lo dispuesto por la Ley de Uso Eficiente de Energía (Ley N° 18.597) y en la conveniencia de promover la producción industrial, incentivando el incremento del volumen físico exportado por las mismas. Conforme a lo plasmado en la justificación del Decreto, los excedentes de energía eléctrica existentes, generados como consecuencia del exponencial desarrollo de las energías de origen renovable, hacen que se den las condiciones para otorgar un beneficio en el costo de la energía eléctrica a las empresas industriales.

¿A qué empresas aplica?

El beneficio aplica a todas las industrias localizadas en el territorio nacional, con excepción de las empresas industriales alcanzadas por la Ley N° 15.921 (ley de Zonas Francas), que sean usuarios de la Red de Distribución de UTE, categorizados como industriales según su giro principal, Sección C (industria manufacturera) Divisiones 10 a 33 del Código de la CIIU (Clasificación Industrial Internacional Uniforme).

Esto implica que quedan comprendidas las industrias que elaboran productos alimenticios, bebidas, productos de tabaco, ; textiles, prendas de vestir, cueros y conexos, coque y productos de la refinación del petróleo, sustancias y productos químicos, productos farmacéuticos, sustancias químicas medicinales y productos botánicos, productos de madera y corcho, artículos de paja y productos de papel, caucho y plástico, metales comunes, productos derivados del metal, minerales, productos informáticos, electrónicos y ópticos, equipo eléctrico, vehículos automotores, remolques y semirremolques, entre otras industrias manufactureras; también están comprendidas las empresas que realizan actividades de impresión y reproducción de grabaciones.

El programa no puede ser usufructuado en forma simultánea con los beneficios promovidos por el Decreto 361/015 y Decreto 118/017 (que establecen beneficios estipulados en función del gasto de energía de las empresas)

¿Cuál es el beneficio?

El beneficio consistirá en un descuento que UTE realizará en la facturación del cargo de la energía sin IVA neta de otros descuentos comerciales otorgados a la empresa, calculado en base al aumento del volumen físico calculado en función de un trimestre base.

El MIEM remitirá un informe a UTE indicando quienes califican para ser incluidos en el programa de beneficios, y cuál es el porcentaje de beneficio que le corresponde a cada empresa beneficiaria luego de la evaluación de la variación del volumen físico exportado en cada trimestre.

Los beneficios tendrán los siguientes topes individuales y colectivos:

a) por cada empresa beneficiaria: en un período de 4 trimestres no podrá superar $6.000.000;

b) consideradas todas las empresas beneficiarias: durante los dos primeros trimestres, el beneficio no podrá superar $ 75.000.000 en total; en un período de cuatro trimestres no podrá superar $ 150.000.000 en total.

El beneficio podrá ser otorgado por un período inicial de hasta cuatro trimestres, el que podrá ser prorrogado por otro período de igual término siempre que se cumplan las condiciones que establezca el MIEM.

¿Cómo se obtiene?Las empresas interesadas deberán ingresar al link que se encuentra en el sitio web del MIEM y cargar la información solicitada en el formulario, hasta el 29 de junio de este año. Una vez completado el formulario, su procesamiento online le informará si cumple con los requisitos establecidos en el Decreto. En caso afirmativo, le llegará un documento que debe ser entregado en formato físico antes del 29 de junio de 2018 junto a (i) un original y fotocopia del certificado notarial de vigencia y representación de la empresa; (ii) una declaración jurada declarando la autenticidad de la documentación presentada, con firmas de representantes de la persona jurídica, y (iii) los últimos dos formularios de la declaración de impuestos de la DGI N° 2148 o 2149 (según corresponda).

El MIEM analizará la información presentada en un plazo de 30 días corridos a partir del 2 de julio de 2018 y posteriormente informará a UTE las empresas que califican para recibir el beneficio. Una vez seleccionadas, las empresas deberán presentar información sobre el valor mensual total de las ventas en el mercado interno y las unidades físicas vendidas en el año 2017, así como las valores en relación a la exportaciones de la empresa, según los registros de la Dirección Nacional de Aduanas, tal como se indica en la Resolución MIEM. La información presentada deberá ser certificada contablemente.