Informe Especial: COMPLIANCE: Modificaciones al Decreto 355/010. Nueva obligación de reporte y de conservar documentación en domicilio del sujeto obligado.

prof-Castagnola-ch-STR_8240Frigerio-Alfredo

FEBRERO, 2017

Ponemos en su conocimiento que por Decreto de fecha 13 de enero de 2017 (aún no publicado en el Diario Oficial) (en adelante, el “Decreto”) se incorporaron nuevas obligaciones relativas a la conservación de registros y a la solicitud de información por parte de los sujetos obligados en el marco del Decreto N°355/010 (“Prevención y Control del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo – Reporte de Operaciones Inusuales o Sospechosas” y en adelante “Norma de Referencia”), reglamentario de la ley N° 17.835 (“Ley Del Fortalecimiento Del Sistema De Prevención Y Control Del Lavado De Activos Y Financiamiento Del Terrorismo”). En efecto, el Decreto modifica el artículo 10 (“Conservación de Registros”) y agrega un nuevo artículo 11 bis.

A continuación les hacemos llegar nuestros principales comentarios sobre el Decreto:

I. Modificación del art. 10 del Decreto N° 355/010.La Norma de Referencia en la antigua redacción de su artículo 10 establecía que los sujetos obligados debían conservar “los registros de todas las operaciones realizadas con sus clientes o para sus clientes” y “toda la información de conocimiento del cliente” por un plazo mínimo de 5 años o mayor si así lo solicitaba la Unidad de Información y Análisis Financiero (“UIAF”), estando obligados a poner a disposición de las “autoridades competentes” dicha información en caso de ser requerida.

A partir del Decreto, la nueva redacción del artículo 10 de la Norma de Referencia establece que los sujetos obligados deberán conservar además de los registros, la “documentación respaldante” de todas las operaciones realizadas con o para los clientes y además de la información de conocimiento del cliente recopilada, será necesaria la conservación de la documentación utilizada para la verificación. El Decreto agrega además que la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (la SENACLAFT) podrá al igual que la UIAF, requerir la conservación de la información y la documentación recopilada por los sujetos obligados por un plazo mayor de 5 años, así como requerirla cuando lo considere necesario.

Adicionalmente, se agrega un último inciso al mencionado artículo de la Norma de Referencia que establece la nueva obligación de que los sujetos obligados tengan sus registros de debida diligencia y conserven la documentación respaldante recopilada en el domicilio en que desarrollen su actividad.

II. Incorporación del artículo 11 bis.

El Decreto agrega a la Norma de Referencia un artículo 11 bis, por el que se crea una nueva obligación en cabeza de los sujetos obligados de notoria relevancia. En este sentido, se establece que la negativa de los clientes a proporcionar la información necesaria para que los sujetos obligados cumplan con los requisitos de debida diligencia establecidos en la Norma de Referencia, determina la obligación de éstos de reportar la operación como sospechosa a la UIAF.

Recordamos que la Norma de Referencia es aplicable a todos los sujetos obligados en materia de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo; excepto a las instituciones sujetas al control del Banco Central del Uruguay en todos aquellos aspectos en los que la normativa de dictada al respecto del dicho Banco Central es más rigurosa que la de la Norma de Referencia.