El uso de Internet y del correo electrónico por parte de empleados

Haga click aquí para descargar la versión en PDF

 

¿Puede un empleado utilizar el correo electrónico y el acceso a Internet de la empresa para fines personales?

No, ni el correo electrónico ni el acceso a Internet pueden ser usados para fines personales.
Ambos son herramientas de trabajo que el empleador pone a disposición del trabajador para fines laborales. Su uso con objetivos personales sólo es admisible cuando el empleador así lo autorice.

¿Puede el empleador acceder al correo electrónico del trabajador y/o revisar el uso que éste realiza de Internet?

Sí, el empleador tiene la facultad de revisar y controlar su uso para comprobar que se limite a temas laborales.
Una de las manifestaciones del poder de dirección del empleador es el derecho de controlar y vigilar la forma en que se cumple el trabajo. Este control incluye la facultad de revisar que efectivamente el empleado realice un uso adecuado de las herramientas en cuestión.

¿Puede el empleador revisar correos electrónicos personales del trabajador?

Sí, en la medida que éstos hayan sido recibidos o enviados a un correo electrónico de la empresa.
Si el trabajador quiere evitar que se revise un correo electrónico personal debe abstenerse de utilizar para fines ajenos al trabajo, el correo electrónico dado por el empleador.
Distinta es la respuesta si la referimos al correo propio, personal del empleado. En este caso, es claro que el empleador no puede revisar el contenido de una cuenta de correo electrónico personal del trabajador.

¿Es necesario notificar al trabajador, previamente, que el correo electrónico o el acceso a Internet será revisado por el empleador?

No, no es indispensable; ello es parte del derecho de control y vigilancia del empleador.
De todos modos, para evitar eventuales colisiones con el derecho a la intimidad del trabajador, es recomendable que en los contratos de trabajo o en los reglamentos internos de las empresas se incluyan expresamente tanto la prohibición del uso del correo electrónico e Internet para fines personales, como la facultad del empleador de monitorear tal uso.

¿Un trabajador podrá ser sancionado por el uso indebido del correo electrónico e Internet?

Sí, efectivamente, puede ser sancionado.
Con carácter general puede afirmarse que el trabajador está obligado a utilizar las herramientas de trabajo en forma diligente y únicamente para los fines laborales, y que el uso indebido de éstas constituye una falta laboral.
Por lo tanto, el uso del correo electrónico e Internet es asimilable a una herramienta de trabajo; la utilización en forma distinta a la autorizada por el empleador podrá ser sancionada.

¿La sanción puede alcanzar el despido por mala conducta?

Sí, el uso no autorizado de las herramientas informáticas puede configurar notoria mala conducta, que justifique el despido sin indemnización.
La entidad de la sanción dependerá del caso concreto, y podrá ir desde el apercibimiento al despido por notoria mala conducta. A estos efectos deberá tomarse en consideración, entre otros aspectos, la jerarquía del empleado, sus antecedentes funcionales, el uso que haya hecho del correo electrónico o del acceso a Internet, el daño que pueda haberse causado al empleador, ya sea en imagen o patrimonial, por ejemplo, como consecuencia de una eventual revelación de secretos de empresa.
De hecho, en nuestra jurisprudencia, dentro de los escasos fallos que existen sobre el tema, se encuentran varias sentencias que han considerado que el uso inadecuado del correo electrónico e Internet por el empleado habilita al empleador a despedir al trabajador por notoria mala conducta, sin pago de indemnización.

por Leonardo Slinger