Profesionales Independientes: ¿debo ingresar a facturación electrónica?

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA VERSIÓN EN PDF

 

La DGI estableció un régimen de ingreso gradual al sistema de facturación electrónica según el monto de ventas registrado por los contribuyentes. En 2019, conforme a los vencimientos establecidos y al monto de facturación del 2018, se proyecta que deberán ingresar al sistema de facturación electrónica una gran parte de los profesionales independientes que emitan facturas autorizadas por la DGI, sin perjuicio de aquellos que por su volumen de facturación ya hayan quedado incluidos con anterioridad.
¿Cuándo vence el plazo de postulación?La DGI establece como fecha límite de postulación el 1° de junio de 2019 y el 1° de diciembre de 2019 para quienes durante el 2018 hayan facturado por más de 750.000 Unidades Indexadas (UI) y 305.000 UI respectivamente.

¿Cuánto tuve que haber facturado en 2018, para que corresponda la postulación en 2019?Para que corresponda la postulación a facturación electrónica el 1°/junio/2019:

  • Se debió haber facturado en 2018 – sin considerar el correspondiente IVA- como mínimo $ 2.795.925 en promedio equivaldría a $ 232.994 mensuales.

 Para que corresponda el ingreso al sistema en 1°/diciembre/2019:

  • Se debió haber facturado en 2018 – sin considerar el correspondiente IVA- como mínimo $1.137.009, en promedio equivaldría a $ 94.750 mensuales.

¿Es obligatoria la contratación de un proveedor de software de facturación electrónica?Sí, es necesaria la contratación de un proveedor de software que permita el envío web de las facturas electrónicas emitidas a través de un sistema electrónico que haga interfaz con la DGI. Por el momento, no existe la posibilidad de enviar las facturas desde la web de la DGI sin costo para el emisor y no existen beneficios fiscales para la deducción de este costo. El proveedor debe estar registrado en el Registro de Proveedor Habilitado.

¿Cuáles son las etapas para el ingreso y qué requisitos implican?El proceso de aplicación al sistema consta de tres etapas: la postulación, la certificación y la resolución de DGI. En general, el proveedor seleccionado de software se encargará de la postulación y la certificación que consiste en pruebas técnicas de homologación, para cumplir con los requisitos y así obtener la resolución de DGI. Se requerirá obtener un Certificado Electrónico vigente emitido por un Prestador Registrado que requiere certificación notarial. Ambos documentos deben ser gestionados por el interesado y tienen costos que dependen del plazo de vigencia solicitado (1 o 2 años). Asimismo se requerirá disponer de una casilla de correo electrónico.

¿Qué significa ser emisor y receptor electrónico?Una vez obtenida la resolución de DGI, se obtendrá la calidad de emisor electrónico y una Constancia de Autorización de Emisión de comprobantes fiscales electrónicos (CAE), allí se indicará el rango de la numeración autorizada y los tipos de Comprobantes Fiscales Electrónicos (CFE) autorizados. Al tener la calidad de emisor electrónico, simultáneamente se adquiere la calidad de receptor electrónico, lo que quiere decir que todos los comprobantes emitidos y  recibidos al RUT de un emisor electrónico, se recibirán electrónicamente.

¿Qué consecuencias tiene no adherir al régimen en plazo?El incumplimiento en la obligatoriedad de ingreso al régimen, podrá implicar la suspensión del Certificado de Vigencia Anual (Certificado Único), y sanciones por contravención por incumplimiento en las formalidades de la documentación. Las sanciones pueden ser aplicadas a cada comprobante emitido que no cumpla las condiciones formales, conforme al sistema de sanciones del régimen general.

¿Hasta cuándo puedo utilizar las facturas que ya tengo impresas?Se puede utilizar la documentación pre impresa vigente durante el periodo de transición de 4 meses luego de obtenida la calidad de emisor electrónico, esto es, desde la fecha de la resolución de DGI. A partir del cuarto mes de tal resolución, se deberá facturar exclusivamente en formato electrónico. Se prevén documentos de contingencia en caso de fallas del sistema electrónico.